yahoraque

Ideas, tecnologia, contenidos y estrategias para ser creativos en los social media.
Subscribe | Log in

Ubiquity, pasos hacia la web semántica.

Mientras algunos clientes sólo usan web 1.0. como escaparates vistosillos, piensan que los blogs de navegación con carruseles son sites…

Mientras las agencias sólo sabe hacer web 1.0 y si les ponen enlaces a sus perfiles en twitter, linkedin o domestika y se les llena la boca diciendo web2.0...

Mientras algunos clientes aconsejados por su agencias y animados por los cantamañanas de última generación se lanzan a hacer redes sociales inconexas, sin motivo, sin lama, sin itnención clara para su target…

Mientras nadie parece haberse dado cuenta de que  internet es la red social por excelencia, la red social global…

Los usuarios más avanzados van por delante y observando lo que hacen nacen cosas como esta:

Eso sí ¿cuántos usuarios saben navegar, manejar y escrudiñar así la red? (Hace poco un cliente me pidió que programase un blog y que le hiciese un gestor personalizado de correo electrónico ¡¡¡¡¡¡!!!!!! y, seamos sinceros, el 85% no distingue un blog de una web, se pierde navegando en scroll y entre los mandos directivos hay más suscripciones a newsletters que a RSS)

Fuente: Mozzilla Labs

2 Responses to “Ubiquity, pasos hacia la web semántica.”

  1. i want to believe.... says:

    Cuantas agencias se aprovechan de las modas……Dar la tabarra por todas las redes sociales no significa hacer campaña, cuando aprenderemos…..

  2. Luis says:

    Pues sí. Las redes, para las marcas, son un impulso, un canal relacional que ahora quiere invadir todo el mundo o, peor aún, hacerse una propia sin saber muchas veces porque.
    Y cuando se aburran del juguete, lo cerrarán como hicieron con los clubes de fidelización, con second life… y se les llenará la boca haciendo web semántica sin saber cuales sus reglas, para que sirve y, de neuvo, sin saber como dirigirse al usuario. AL que no basta con conocerlo, porque además deberás tener la creatividad suficiente y desbordante de enamorarlo. No basta con saber sus hábitos, hay que ser agencia. Podemos impactarlo, pero para emocionarlo se necesita mucho más.

Leave a Reply