yahoraque

Ideas, tecnologia, contenidos y estrategias para ser creativos en los social media.
Subscribe | Log in

social media

Rockville, la nueva serie on line para el canal The WB de Warner Bros

Rockville CA la serie, bueno podemos definirla así: O.C. + música indie + los chicos de anatomía de Grey antes de hacerse médicos + Gossip Girl. Era de esperar porque el autor no es otro que Josh Schwartz, el papá de O.C. y Gossip Girl. Esta historia sobre los devenires de un garito de música en Los Ángeles, aún respira cierto tufillo rancio y postgrunge de aquel brodio de éxito llamado Dawson Crece, donde un grupo de adolescentes analizaban capítulo tras capítulo sus complicadas vidas armados de un manual de psicología de auto-ayuda insufrible para teenagers norteamericanos. Pero sí es una buena oportunidad para que pequeños grupos de música se den a conocer y sean ingeridos por el mainstream. Es lógico, la serie sólo se ve en internet y en EE.UU. la red social con más miembros activos es Myspace.

3392444412_fd0250b755The WB Television Network, donde se emite, es el resumen de los vaivenes de la industria de la Televisión que busca su futuro probando en el presente: Los jóvenes ven cada vez menos la tele. La lanzaron en 1995, sí, en 1995, como apoyo a sus series pero los resultados fueron desastrosos. Seguramente era demasiado pronto. Además les planteó no pocos problemas con los derechos de autor y de emisión al ampliar la difusión de sus series en internet. Así que en 2006 le pegaron carpetazo. Prácticamente en la misma época en la que FOX llegó a un acuerdo con bittorrent para que cualquier usuario pudiera descargarse gratuitamente sus series (con publicidad) y a toda velocidad.

En abril de 2008, Warner Bross decidió relanzar el canal pero para emitir series “sólo para internet” y  con todo tipo de socialtools para darle un respaldo social entre los usuarios. Rockville es su último fruto, una combinación magnífica para dos de sus principales líneas de negocio: la música y la producción audiovisual. La putada (o la suerte), es que es “sólo para nortemamericanos” para resolver los problemas esos problemas con derechos de autor y la difusión, así que el resto del mundo deberemos buscarlo en youtube, rapidshare y a ver cuanto tarda en parecer en películas-yonkis… No nos dejan otro remedio 🙂


modelinia o cómo hacer un canal digital de moda 2.0.

Cosmopolitan tiene su canal de TV con su parrilla de programación, sus programitas con reportajes, su publicidad… Un canal de televisión de los de toda la vida que acompaña de una web interactiva como refuerzo para internautas de vieja generación.

Modelinia ha creado un canal de televisión 2.0. (odio el término pero me temo que viene bien  por su instintiva connotación de nuevo y participativo), en el que los reportajes son los protagonistas y el usuario elige lo que quiere ver. De forma que la parrilla y los programas se los hace él. La unidad es el reportaje, no el programa y la navegación por etiquetas y categorías  permite elegir lo que te apetece ver. Reportajes  en el que modelos, diseñadores, estilistas y top models opinan, dan consejos, te enseñan el backstage de la moda… o  miniseries, más o menos graciosas y con clara voacación viral, como “Spike Heel: Supermodels battle the evil forces”, de una realización exquisita pensada para internet, con protagonistas como Heidi Klunt para su tercer capítulo.

  • La publicidad adopta en esta web todos los formatos de la publicidad convencional menos molestos: banners estáticos (heredero directo de las vallas), product placement en sus reportajes, patrocinios de secciones y reportajes, publireportajes…
  • El diseño, muy cómodo, destina el efectismo a sus reportajes, que incluye en carruseles, y, para sus contenidos de lectura, usa los destacados y la navegación típica de los blogs con extractos. Una muy buena referencia de sentido común.
  • La página, también ha empleado los canales sociales dentro de su estrategia de comunicación-relacional con presencia en twitter, facebook, canal en youtube… pero, como viene siendo habitual, eso no le ha permitido conseguir la notoriedad suficiente, por el momento, teniendo en cuenta la amplitud de su target ¿Andan faltos quizá de una buena promoción de participación viral y social para el target consumidor?

No voy a  hacer previsiones ni decir que fórmula es mejor, si el canal convencional de televisión o el de Modelinia, puesto que hay veces que lo que te apetece en el consumo de contenidos es el modo vegetal total y que tu capacidad de elección sea sólo la de convertir el mando a distancia en el único cetro de la interactividad y otros días uno está dispuesto a no delegar y prefiere dirigir su propia parrilla de programación.

Ambas funcionan porque ambas responden a dos fórmulas de consumo de contenidos complementarias y puntuales.


Para las marcas: twitter VS facebook

Así como facebook parece un barco, extraordinario y muy lleno, pero a la deriva en lo que a marketing y modelo negocio se refiere, Twitter parece tenerlo más claro.

Paras las marcas, facebook, se establece como un mundo paralelo a internet en internet. Tiene sus formatos de publicidad convencional, adaptados y mucho mejor segmentados, eso sí, como sus anuncios- banner al alcance de todos. Tiene sus aplicaciones sociales como internet tiene sus minisites de servicios. Pero hace aguas cuando las marcas desean tener un escaparate (el equivalente a un site en la red) que en facebook además podría incluir todas las ventajas del marketing relacional. Pero ahí comienzan las dificultades y la dispersión total. No hay nada especializado para las necesidades de la marca en sus perfiles. De hecho, lo que te obligan a hacer es una página en la que la pertenencia o sindicación de los usuarios es como fan, es decir, que las marcas, por cojones, deben seguir manteniendo su estatus de superioridad frente al usuario.  Si quieres amigos, hazte un grupo,cuando una marca no es un grupo. Y si quieres todo, te das de bruces con  la desigualdad en el trato porqu eno peudes ponerte como nombre el de tu empresa, a no ser que habes con ellos. Es decir, BBVA o NotodoWeb de cultura (un ejemplo, por cierto, de como debe hacerse una política de comunicación y servicio en facebook) pueden tener perfiles con nombres corporativos, amigos, fans y miembros, mientras el más común de los mortales no puede. Es decir, punto y final para esa supuesta igualdad entre usuarios. Si llegas a un acuerdo con facebook, sí puedes.

Sin embargo, twitter permite la entrada a las marcas y les da todo tipo de servicios de utilidad basados en la facilidad para la segmentación, la creación de perfiles, el estudio de tendencias y la aplicación de criterios de valor a sus usuarios, (saber si son o no son interesantes) gracias servicios anexos como twitter tracker, que compila en tiempo real todas las actualizaciones de las compañías que usan el servicio: Tu competencia minuto a minuto.  Los hashtag, por ejemplo, que permiten etiquetar los tweets (actualizaciones) como tendencias. Los tweetups, para agrupar usuarios según tipologías que nosotros mismos podemos establecer. Y que sea el usuario el que decide a quién quiere seguir como follower y a quién no y que sean las marcas las que se encarguen de captar (sin molestar, por que todo el mundo te rehuirá) y qué hacer para mantener esa ralación con su professional-target y su consumers-target. Eso es libertad: el usuario decide.

Y que nadie se deje llevar por el milenarismo y las profecías del nuevo orden, para las marcas, las redes no dejan de ser nuevos canales para las estrategias relacionales y de comunicación integradas tanpo para sus relaciones profesionales, de interbranding o con su target-usuario de consumo. Y no por ello debe ser molesto, siempre que las marcas se olviden de las políticas de saturación, masividad y masificación de mensajes, y opten por el conocimiento de su target en las redes para darles un servicio útil. Ya sea con contenidos de consumo, experiencias interactivas útiles en la relación entre usuarios, promociones más relacionadas con el branding que con el consumo directo (difícil petición en los tiempos que corren), enlaces que los distingan en sus perfiles… y lo que se nos vaya ocurriendo 😉


¿Para qué sirve un community manager en publicidad?

Si queréis saber que es un comunity manager, leeros  “El perfil de un comunity manager” del blog Comunidando. Ahí lo tenéis clarito.

Aquí intentaré reflexionar para qué sirve un comunity manager en publicidad.

Evidentemente si una marca se lanza a la aventura de hacer una comunidad, su papel es obvio, para lo mismo que antes y, sobre todo, para pelearse con los departamentos legales de las marcas, los derechos y deberes del usuario, los manuales de conducta imposibles y poner de manifiesto constantemente si las marcas, con sus valores, su omnipresencia, su escaparate y sus intenciones no chocan frontalmente con lo que los usuarios esperan de una comunidad, para que les sea de alguna utilidad o sea posible dinamizarla, es decir, que esté viva.

Pero si la marca no quiere una comunidad, si no explotar las nuevas reglas y usos de internet, el perfil del comunity manager es muy interesante, si evoluciona hacia otro estado, hacia otra especie.

Veamos sus ventajas:

  1. Tiene un enorme knowhow de las tendencias y hábitos de comportamiento del usuario en los medios sociales. Eso no quiere decir que tiene la potestad de saber lo que tendrá éxito o lo que no, porque eso no lo sabe nadie. Pero sí puede aportar desde la perspectiva de la experiencia en el frente. Ha tratado con ellos directamente, a lo que han respondido o lo que han hecho y ha tenido repercusión sin tener que hacer un estudio de campo y eso siempre es una buena pista: Para solucionar lo que no fue o para avanzar en lo que sí.
  2. Saben perfectamente el tipo de contenidos que generan los usuarios y los que comparten. Han tenido que verlo todos los santos días.
  3. Han sido administradores de los heavy users. Y si no es un tarado que viene de las RR.PP. convencionales, suele ser un supraheavy user de las redes y un líder de opinión en los medios digitales.
  4. Conoce al dedillo las herramientas sociales: las aplicaciones, los perfiles, las utilidades…Y sabe manejarlas. Es decir, no sabe sólo que cosas existen y se pueden hacer en una comunidad, además sabe hacerlo ¿Habéis intentado hacer un puñetero perfil corporativo en facebook u os acordáis del primer intento? ¿Sabéis donde está el administrador de páginas? Ellos sí.
  5. Son capaces, si son buenos, de mantener viva, dinamizar, la vida de una plataforma.

Es decir, con esas fortalezas las diferentes vías de aporte en una agencia son claras:

  1. Especialistas en marketing relacional: Las redes son lo que el marketing relacional soñaba y lo que, para muchas agencias acomodadas se ha convertido en una pesadilla. Para ellos no.
  2. Planificadores de estrategias de presencia en redes. Elegir los canales y saber como funcionan.
  3. RR.PP ( P.R. por si alguno de Burgos) en nuevos canales. Alguien capaz  de establecer relaciones, mantenerlas, saber donde está el core target de las acciones y saber como mantener una relación fluida con ellos: mantener vivas las BB.DD. el día después de la llegada.
  4. Planificadores de comunicación en canales no convencionales.
  5. Especialistas en funcionalidades y aplicaciones de las acciones y plataformas de marca pensadas para el usuario.
  6. Dircom on line. Desde luego, si conocen las redes son los más indicados para establecer las estrategias de comunicaicón de cualqueir empresa incluidas las agencias.

Y por ahí van los tiros de los comunity managers en una agencia, esa es su manera de trabajar para una marca, que es quién alimenta a las agencias, si es que el comunity está dispuesto. En una agencia, nada mejor que conocer los objetivos del usuario/target para que la marca cumpla sus objetivos, ahora bien ¿Están las agencias y las marcas preparadas para ello? ¿está el comunity manager dispuesto a entender los objetivos de una marca? Si no, lo debería tener claro, volver a las redes y comunidades que no son de marca y, si quiere explotar sus conocimientos del medio y los usuarios,  siempre puede hacer de consultor para las agencias en sus ratos libre. Pero como quieran quedarse, como quieran asumir sus nuevos roles y funciones, que se echen a temblar los P.R., los planificadores y los desarrolladores de toda la vida, porque sus buenos tiempos han terminado, ha llegado el eslabón siguiente en la evolución.